Urbina acondiciona las Unidades de Convivencia del Centro Residencia Jardín de Tardajos

Una nueva normativa recomienda la creación de pequeños espacios de convivencia en las residencias en funcionamiento de Castilla y León 

Dentro del sector de servicios a la tercera edad, uno de los aspectos que contempla la reciente normativa de la Junta de Castilla y León (Decreto 3/2016, de 4 de febrero) es la creación de nuevas 'Unidades de Convivencia', enfocadas a mejorar la calidad de la atención de personas mayores en residencias de nuestra Comunidad. 

Centro Residencial Jardin en Tardajos

La normativa indica que en los centros nuevos o en las ampliaciones de los existentes el espacio debe organizarse en las denominadas unidades de convivencia, que intentan reproducir el ambiente y dimensiones de un hogar para que los mayores puedan desenvolverse con naturalidad y mayor comodidad. 

Básicamente, se trata de habilitar espacios más pequeños dentro de las residencias en los que convivirán un número reducido de personas mayores (16  máximo), de forma que éstas puedan recibir una atención más personalizada. 

 

Requisitos para los centros residenciales de nueva implantación

La capacidad máxima de cada unidad de convivencia será de 16 plazas. Cada unidad de convivencia contará con una zona común para los residentes de la misma que reunirá las siguientes características: las zonas comunes de la unidad de convivencia son la cocina, el comedor y la sala de estar, y podrán agruparse en un único espacio polivalente.

Requisitos para centros existentes

Con relación a los centros existentes, el decreto indica que la adaptación en unidades de convivencia es opcional, y se facilita un sistema viable de adaptación.

Sin embargo, son muchas las residencias que, sin estar obligadas por la norma, quieren cumplir con los estándares de calidad de la nueva normativa y han decidio adaptar salas para acoger las unidades de convivencia que tanto mejoran la calidad de vida de los ancianos.

Es el caso del Centro Residencia Jardín de Tardajos, ubicada en un entorno rural del Camino de Santiago a escasos 15 kilómetros de la ciudad de Burgos. Su administrador, Diego Juez, asegura que la razón que les ha empujado a realizar estas adaptaciones es "la mejora y búsqueda de la excelencia en la calidad asistencial" de sus residentes.

El también presidente de la Federación de Castilla y León de Residencias de la Tercera Edad (Acalerte) afirma que las unidades de convivencia ayuda a "personalizar" la atención de los mayores y facilita a ofrecerles esa "sensación de hogar" que les dignifica como personas. "Creo firmemente en este modelo que recoge la normativa regional porque pone a la persona mayor en medio, es decir, responde directamente a una mejora de su calidad de vida en los centros, de sus necesidades"

Seguiendo esta convicción, el Centro Residencia Jardín de Tardajos ha decidido reformar cinco espacios para convertirlos en salas polivalentes o unidades de convivencia donde los residentes pueden convivir (realizar comidas, ver la televisión, jugar, leer, hablar con otros residentes o simplemente descansar) sin necesidad de cambiar de planta. Para ello, los espacios necesitan de una cocina (que los residentes pueden utilizar) y una sala de estar o de convivencia. "Pueden hacer tartas o preparase sus comidas en la cocina o decorar las salas igual como lo harían en su casa: con su butaca favorita o la Virgen de su pueblo", continúa Juez. 

Y es que la clave de las unidades de convivencia está en la personalización de su uso, y como ésta afecta favorablemente al bienestar del residente, que deja de ser un número, una persona mayor más atendida en una residencia.    

Tras estudiar las cuidadas instalaciones, los técnicos de Urbina Ingeniería y Construcción propusieron la ampliación de unas salas ya existentes, aprovechando espacios desaprovechados como pasillos.

Obra de reforma unidad convivencia

Así, con estos sencillos trabajos -que no repercuten en el día a día de los usuarios- el centro está acometiendo la adaptación necesaria para crear las unidades de convivencia, que recibirán nombres de flores como 'pétalos', 'girasoles', 'tulipanes'  en clara referencia al entorno natural de la propia residencia:  

  • Demolición (tabiquería, alicatados, suelos y techos)
  • Albañilería seca (pladur) en paramentos verticales y horizontales
  • Colocación de techos registrables
  • Trabajos de saneamiento /fontanería/electricidad 

 

Reforma centro residencial Jardín en Tardajos

 

Esta reforma permitirá que en las próximas semanas, los usuarios mejoren la forma en la que se relacionan con los demás residentes y el Centro Residencia Jardín de Tardajos pueda mejorar su atención mediante una perspectiva de nuevos valores como la dignidad y la autodeterminación, contemplados en la normativa regional.